Ya no soy empresario. Soy banquero

  • Visto 599 veces

Los empresarios seguimos sin calendario de pagos y llegaremos a fin de año y los seguiremos haciendo de Banco al gobierno del Partido Popular de Baleares y de José Ramón Bauzá.

En España los gobiernos cuando ganan unas elecciones se pasan medio año o más diciendo que han encontrado una herencia, que si tal... En una empresa privada, cuando un directivo asume una responsabilidad no se pasa el tiempo recriminando lo que ha heredado para justificar su incompetencia, sino que dedica el tiempo a tomar decisiones y a encontrar soluciones.

Los Gobiernos actuales -Rey Juan Carlos incluido- se pasan el tiempo diciendo que vienen tiempos muy duros pero ofrecen muy pocas soluciones y cobran para ofrecerlas. Cobran para ilusionar a las personas y no para deprimirlas más. En cualquier empresa privada si el consejero delegado dijera en cada consejo de administración que "las cosas están muy mal" no duraría mucho. Tampoco duraría el responsable de Recursos Humanos.

No importa encargar estudios ni informes de Goldman Sachs. Las actitudes de un gobierno que no paga, como el Gobierno Balear, son el mejor indicador para asustar a los inversores, puesto que este Gobierno es el que contribuye al hundimiento de grandes empresas, pymes y familias. Y José Ramón Bauzá pasará a la historia por haber contribuido a este hundimiento, y muchos lo recordarán por eso.

Y, lo más grave, no da ningún plazo de pago -aunque sea el 2014- para que las empresas hagan un plan serio y alternativo, como pasaría en el resto de organizaciones.

El Gobierno de la incompetencia no toma decisiones de cambio de modelo. Eso sí, urbanizar a tope y seguir apostando por un modelo anticuado no arreglará la crisis. Lo último que quiere hacer es construir un vivero de empresas en Son Castelló, cuando ya está lleno de viveros que no funcionan como el del Centre Bit de Inca o hay el Parc Bit de Palma. Construir, construir, construir... ¿No es mejor invertir los estos recursos en formación y acciones de consolidación empresarial?

Tampoco el Gobierno de Bauzá apuesta por un modelo educativo donde se valora la gente formada y especialista. El mejor ejemplo es el Consell de Mallorca, que se ha convertido en una madriguera de exalcaldes y expolíticos que no destacan precisamente por sus conocimientos , sino por tener un carné político. Cómo Margalida Moner, directora del Teatro Principal de Palma. ¿Qué sabe esta persona de teatro? Muy poco. Si se apostara por técnicos cualificados y de entre los propios funcionarios realmente se apostaría por un cambio de modelo. Está claro que no lo hacen. Y si analizamos profundamente los cargos de cualquier gobierno encontraremos asesores, delegados y numerosos cargos que engordan la Administración sin aportar nada más que un mayor endeudamiento. El PP no está cambiando este modelo heredado y que ha seguido trufando de directores, delegados, asesores, etc. Basta ver los organigramas y analizar qué valor aportan estas personas en cada departamento y cuánto cobran por ello. 

Y en este panorama al que asistimos, las patronales callan, incluso cuando el vicepresidente del Gobierno, José Ignacio Aguiló Fuster, les dice que no hay calendario de pagos. Es una vergüenza que las patronales estén de cruzadas de brazos ante esta situación y me hace replantear si vale la pena formar parte de ellas. Mientras que hay trabajadores que se manifiestan porque no cobrar sus salarios, las patronales tendrían que pasar también a la acción, si realmente quieren defender a los pocos empresarios que quedan. Y que están realizando un gran esfuerzo que en ningún caso será agradecido ni por este gobierno ni por los futuros que vengan.

Visto lo que pasa en este país, con la inoperancia de Gobierno, partidos políticos, patronales y sindicatos, dan ganas de largarse e invertir en otros países, donde hay otra cultura hacia el emprendedor, los trabajadores y la democracia.

Inicia sesión para enviar comentarios